ActualidadBlog 2

El Cristo del Perdón volverá a presidir este año el Vía+Crucis parroquial de San Pedro

La imagen del Cristo del Perdón recorrerá la feligresía de San Pedro / JOSÉ LUIS FLIPO

La Parroquia Mayor del Apóstol San Pedro celebrará una Cuaresma más su ya tradicional Vía+Crucis parroquial, un piadoso acto que el céntrico templo de nuestra ciudad celebra desde el año 2010. Un Vía+Crucis que como novedad este año estará presidido por la valiosa imagen del Cristo del Perdón, que durante el año recibe culto en la sacristía del templo.

El rezo del ejercicio del Vía+Crucis por el entorno de San Pedro, siguiendo el recorrido habitual de cada año, tendrá lugar el próximo lunes 2 de marzo a partir de las 20:45h. El crucificado será portado por feligreses y miembros de las hermandades radicadas en la parroquia, encargadas de la organización del culto. Esta será la segunda ocasión en la que el Cristo del Perdón presida el Vía+Crucis de San Pedro, tras hacer lo propio en la cuaresma de 2014 tras la restauración realizada por el onubense Sergio Sánchez.

La imagen del Cristo del Perdón fue titular de la Hermandad de la Vera+Cruz de Arcos de la Frontera. Según el archivo de la citada cofradía se trata de una talla de escuela sevillana realizada en el s.XVI y policromada por Andrés Ramírez. Sin embargo, su rostro «de gran belleza y expresividad en relación con el resto de la figura» remitiría a la impronta del imaginero genovés Francesco Maria Maggio como aseguran los compañeros de la web www.laHornacina.com, tratándose quizás, según apuntan, de una intervención que pudo suponer el reemplazo de la primitiva mascarilla.

El Cristo del Perdón fue donado a D. Julio Guzmán, arcipreste de Huelva, por las religiosas del Hospital de Arcos de la Frontera en el proceso de reposición de imágenes sagradas en nuestra ciudad tras los destrozos ocasionados durante la Guerra Civil. Presidió un Vía+Crucis por vez primera en 1938 para implorar por la paz y dejaría de hacerlo en 1943, no volviendo a pisar las calles onubenses hasta 2014. En el interior de la Parroquia Mayor de San Pedro recibió culto en una capilla, colocado bajo un dosel realizado con algunos restos de altares salvados del asalto al templo hasta pasar con el paso del tiempo a la Sacristía, lugar que ocupa en la actualidad.

Sergio Borrero
Onubense, cofrade de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %