ActualidadBlog 2

La Hermandad de Emigrantes entrega su medalla de oro a María Santísima de la Amargura

Medalla entregada en la tarde de ayer a la dolorosa / HERMANDAD DE EMIGRANTES

La Hermandad de Emigrantes entregó en la tarde de ayer su medalla de oro a María Santísima de la Amargura. Un acto enclavado en la celebración del 50º aniversario fundacional de la filial rociera y que tuvo lugar en la Parroquia de la Purísima Concepción, a los pies de la hornacina de la dolorosa, instantes previos a la celebración del tercer día de triduo que Emigrantes viene celebrando en honor a la Virgen del Rocío.

Miembros de ambas juntas de gobierno, encabezadas por Inocencio Forcén y José Antonio Ortiz, presidente y hermano mayor de Emigrantes, y Marcos de la Corte, hermano mayor del Nazareno, acudieron a este íntimo acto a causa de las medidas de seguridad que se deben cumplir en estos días. Acompañaron también el capellán de la filial rociera, D. José Manuel Barral, quien fue el encargado de bendecir la presea y el párroco de la Concepción, D. Diego Capado, quien dirigió un rezo a los pies de la imagen de Jesús Nazareno en el altar mayor del templo.

La vinculación de la titular mariana de la Hermandad del Nazareno y la Hermandad del Rocío de Emigrantes se remonta al año 1983, cuando la cofradía de la Madrugá se encontraba celebrando su 400º aniversario fundacional. En ese tiempo la filial rociera quiso sumarse a la celebración nombrando Hermana Mayor Honoraria a María Santísima de la Amargura. Así mismo, estos lazos se estrecharon aun más el 8 de diciembre de 1990 cuando se presento el Simpecado de la Hermandad de Emigrantes durante el besamanos a la Virgen de la Amargura. El Simpecado ocuparía los días posteriores a su presentación la hornacina de la dolorosa en la capilla del Nazareno. Desde entonces, María Santísima de la Amargura ha presidido en algunas ocasiones un altar efímero a las puertas de la Concepción para la salida de la Hermandad de Emigrantes y suele portar cada año en estas fechas la medalla de la Concha Peregrina en su pecherín.

Sergio Borrero
Onubense, cofrade de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %