Blog 2Galerías

📸 Galería | Triduo a Nuestra Señora de las Angustias

La actividad cultual volvió a la Ermita de la Soledad tras los meses de verano y lo hizo, como es habitual, con los cultos en honor a Nuestra Señora de las Angustias. La titular de la cofradía oficial presidió la ermita durante la celebración del triduo en su honor, triduo que no culminó este año con el besamanos a la imagen a causa de la pandemia.

Bajo un dosel negro rematado por una de las antiguas bambalinas del palio con el escudo de la corporación bordado en el centro se situaba el conjunto escultórico que realizara Antonio León Ortega. Dos bouquets de rosas rojas elevados sobre columnas de madera oscura y un centro a los pies de la imagen daban forma al exorno floral dispuesto por la priostía. El altar de cultos quedaba iluminado por los faroles y fanales del paso procesional de la Virgen de las Angustias, estrenándose los faroles de los costeros que no pudieron lucir el pasado Viernes Santo por las calles de Huelva.

Nuestra Señora de las Angustias lucía durante sus cultos un manto negro brocado en oro que cubría su talla. Además, portaba sobre sus sienes la corona de salida de Soledad de María cincelada por Jesús Domínguez, mientras que con su mano sostenía un sudario.

Sergio Borrero
Onubense, cofrade de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *