Blog 2Galerías

📸 Galería | Triduo a María Santísima de la Luz

La Parroquia de Nuestra Señora del Pilar acogió la pasada semana los cultos en honor a María Santísima de la Luz. Unos cultos que son los primeros que la Hermandad del Resucitado celebra en este 2020, al tener que suspender el triduo al Señor en la Octava de Pascua a causa del coronavirus.

La imagen mariana de la cofradía presidía en esta ocasión el altar mayor del templo, elevada sobre una peana en madera oscura y bajo un dosel celeste con galones dorados. Dos piñas de candelería con cera blanca se disponían a cada lado de la imagen, completándose la iluminación con dos faroles cedidos por la Hermandad del Cautivo. El montaje lo completaba un exorno floral de rosas rosas y otras variedades en tonos blancos dispuesto en dos bouquet sobre jarras y un centro a los pies de la imagen.

María Santísima de la Luz vestía saya blanca brocada en tonos celestes y plata ceñida a la cintura por un amplio fajín hebreo y manto blanco brocado en oro, cubriendo su cabeza una toca de encaje dorado. Portaba su corona cincelada en metal plateado de estilo rocalla por Joaquín Ossorio y a sus pies lucía una media luna de orfebrería, cedida por la Hermandad del Descendimiento.

Sergio Borrero
Onubense, cofrade de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *