ActualidadBlog 2

La Cruz de los Ángeles vuelve a protagonizar los atardeceres desde el Santuario de la Cinta

Los atardeceres desde el Santuario de la Cinta ya han vuelto a recuperar su imagen habitual. Como si de un anuncio adelantado de la finalización de las obras se tratase, la Cruz de los Ángeles volvió a la Plaza de los Capellanes en la mañana de ayer, ocupando el nuevo pedestal sobre el que presidirá la entrada a la casa de la patrona.

Meses después de su retirada, la cruz de hierro forjado decorada con los conocidos ángeles ha vuelto a su emplazamiento tras ser restaurada. Una cruz cuyo origen se encuentra en el centro de la ciudad, en la Placeta, y que fue solicitada por la Hermandad de la Cinta a finales del s.XIX tras ser retirada de su ubicación primitiva. Regresa estrenando basamento, realizado en mármol blanco de estilo barroco diseñado por el arquitecto y diseñador cofrade Sergio Cornejo. Un basamento inspirado en el que realizara en 1929 Pérez Carasa y que viene a subsanar el error cometido en las obras de 1992, cuando se eliminó éste y se colocó la cruz sobre un moderno pedestal alejado de la estética del Santuario de Nuestra Señora de la Cinta.

No es esta la única novedad que puede apreciarse en el entorno de la Cinta. La fachada del claustro del Santuario luce ya los nuevos faroles, a imagen de las farolas que se disponen en la Plaza de los Capellanes y los jardines que rodean al templo de nuestra patrona.

Sergio Borrero
Onubense, cofrade de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %