ActualidadBlog 2

Entre procesiones y bendiciones a las puertas del templo, así fue la celebración del Corpus en la provincia

La celebración del Corpus de este 2021 en la Diócesis de Huelva ha tenido tantos formatos como pueblos tiene nuestra tierra. Si bien en la capital se repitió la formula del pasado año, sustituyendo la procesión por una bendición con S.D.M. a las puertas de la catedral, en diversos puntos de la provincia las calles volvieron a contar con la presencia de Jesús Sacramentado entre sus vecinos.

Unas procesiones que se tuvieron que adaptar a las circunstancias que nos rodean, con cortejos más escueto y con los fieles guardando las distancias entre ellos. Así, en localidades como Almonte, Alosno, Fuenteheridos, Los Marines o Zalamea la Real Su Divina Majestad fue portada por el párroco por las calles sin apenas cortejo, visitando cada uno de los altares dispuestos por sus vecinos y hermandades. En el caso de Aracena la Custodia fue portada bajo palio por las calles de la localidad precedida de un cortejo donde figuraban las representaciones de las distintas hermandades y niños vestidos de primera comunión.

En Bonares la custodia también fue portada bajo palio, visitando las distintas capillas repartidas por la localidad y con el acompañamiento de la banda de música. Peculiar fue el caso de Lucena del Puerto, cuyo ayuntamiento solicitó a los vecinos permanecer en sus casas mientras se celebraba la procesión del Corpus.

Otro formato fue el de la procesión acotada por la plaza colindante al templo. Fue el caso de Chucena, donde la festividad del Corpus se vive con gran intensidad. La Plaza de la Iglesia lucía bellamente decorada para la ocasión y los fieles se situaron en los exteriores de la plaza. Un pequeño cortejo con representantes de hermandades y niños de comunión antecedía a S.D.M. bajo palio. Mismo formato se siguió en La Palma del Condado, donde la Plaza de España lucía decorada con juncia por el camino por el que transitó la breve procesión, siendo portada bajo palio la custodia antecedida por un escueto cortejo de representaciones. También en Hinojos se celebró de esta manera la Solemnidad del Corpus. En este año en el que se cumplía el 425º aniversario de uno de los Corpus de mayor arraigo en nuestra diócesis, la Plaza de España aparecía exornada como es tradición y con un público aforado. El cortejo, con representaciones de hermandades y niños de comunión, antecedía a la custodia portada bajo palio. La ceremonia culminó con la bendición a los pies del altar presidido por el Corazón de Jesús.

En otras localidades se optó por una procesión claustral, montándose en muchos pueblo pequeños altares en el interior de sus templos por parte de sus hermandades. Fueron los casos, entre otros, de Almonaster la Real, Ayamonte, Beas, Cerro del Andévalo, Cortegana, Escacena del Campo, Lepe, Palos de la Frontera, Paterna del Campo, Valverde o Villarrasa. En muchos de los casos, los párrocos bendijeron al pueblo con el Santísimo a las puertas de sus templos.

En otros casos, se siguió el formato de la capital y tan sólo se realizó la bendición a las puertas del templo o en algunos altares dispuestos a las puertas de los mismos. Corpus así pudieron vivirse en Aroche, Castaño del Robledo, Encinasola, Gibraleón, Manzanilla o Moguer. En Cumbres Mayores, donde la festividad del Corpus tiene gran solera, se realizó la bendición a las puertas de la Parroquia de San Miguel Arcangel y posteriormente el Grupo de Danza del Santísimo Sacramento ofrendó sus bailes al Santísimo en el interior del templo al no poder realizarlo por las calles como manda la tradición.

Sergio Borrero
Onubense, cofrade de la Hermandad de la Borriquita

Quizás te interese

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 %